El mejor coche de todos los tiempos: el Rolls Royce

rolls-royce-ignacio-purcell

Ignacio Purcell siempre ha sido un gran amante del mundo de los coches en general, pero siente especial devoción por un mítico modelo: el Rolls Royce.

La historia de Rolls Royce se remonta a 1904, cuando se asociaron Henry Royce y Charlie Rolls, con el objetivo de crear un vehículo de lujo británico que desbancara a todos los existentes hasta el momento.

De hecho, el primer modelo que se fabricó se presentó directamente como “el mejor coche del mundo”. El éxito no se hizo esperar y ello desencadenó el flagrante aumento de la producción, la creación de nuevos modelos y el traslado a una nueva sede de mayor capacidad en Manchester.

La marca Rolls Royce comenzó a abrir nuevas líneas de negocio y ya no sólo se dedicaban a la producción de vehículos, sino también a la fabricación en sí de motores de grandes prestaciones para otros sectores. Muchos son los aviones que hoy en día llevan motores Rolls Royce y también se utilizan en el sector naval.

En la historia de Rolls Royce no todo han sido momentos de júbilo, ya que en 1971 la compañía entró en bancarrota y fue nacionalizada por el gobierno de la época. Esta nacionalización obligó a la separación de la empresa en sus 2 vertientes: automóviles, y motores para aviones y barcos.

Finalmente, hoy en día, la marca ha tenido un último y definitivo comprador: BMW. En la actualidad, la marca vuelve a operar con la soltura económica propia de sus mejores tiempos y fabrican las siguientes variantes de vehículos: 4 variantes del Phantom, 2 variantes del Ghost y el elegante coupé Wraith.